Tuesday, March 29, 2011

Una semana simplemente extraordinaria.

Si hay algo que quisiera aprender a hacer mejor, seria escribir. Me encantaría que así como tengo la facilidad de platicar todas mis anécdotas, pudiera plasmar por escrito todas esas ideas que pasan por mi cabeza. Pero bueno, por lo menos lo voy a intentar esta vez; tuve una semana demasiado interesante para no compartirlo, y lo que me falte por decir, se los contarán mis fotos.


Todo comenzó con un viaje planeado a McAllen a visitar a buenos amigos, que coincidió con tener que ir a Dallas a recoger a mi mamá e hija, quienes de improviso fueron invitadas a un viajecito a Italia, y que a su vez coincidió con una boda a la cual había sido invitada (o me invité sola?) a ir como segundo fotógrafo.

Mi pequeña aventura comenzó en McAllen, donde fui bienvenida por Magaly y Dany, quienes me recibieron con los brazos abiertos, y una buena botella de vino español. (Creo que me conocen ya bien, jajaja).






Después de turistear todo el día por el valle de Texas, fuimos a visitar a un par de buenos amigos fotógrafos; David Pezzat, que nos recibió en su oficina, deliciosamente decorada con sus hermosas fotografías; y a Kike Alonzo, en su nuevo estudio, y que le está quedando verdaderamente agradable.





Esa noche, mi buen Dany nos preparó una Tortilla Española, y unas deliciosas Papas Alioli para acompañar el vinito que nos estaba esperando.



El siguiente día tuve un tremenda clase “one on one” con Karen Savignon. Ella es toda una experta en High School Seniors y compartió conmigo una gran cantidad de información, pero además tuve la oportunidad de ir a hacer una sesión con ella esa tarde y verla en acción. Gracias Karen, eres increíble!!





Dallas, TX. Que les puedo decir…. Aterricé al aeropuerto de DFW al mismo tiempo que mi mama y me hija llegaron de su aventura en el viejo continente y fuimos recibidas por mi primo (adoptado) Arturo Ramírez.






Al siguiente día fuimos a turistear con su familia por el centro de Dallas (con cámara en mano, obviamente, con eso de que somos fotógrafos, jajaja) y fue aquí donde sucedió la aventura más interesante de la semana. Cuando ya íbamos de regreso a casa, después de haber caminado todo el santo día, sudaditos, y con un par de cheves en el sistema, Arturo recibió una llamada de un buen amigo fotógrafo con tremenda emergencia: había que cubrir el principio de una boda que estaba por comenzar en 20 minutos y nosotros nos encontrábamos únicamente a media milla del lugar de se realizaría susodicha boda.

Así que Arturo y yo corrimos a toda prisa al lugar de los hechos, nos presentamos sudados y en fachas ante la novia, y como ella ya sabía lo que estaba ocurriendo, se lleno de gusto al vernos!

Fotografiamos la ceremonia hasta que llego quien cubriría el resto de la boda, y creo que no fue hasta que salimos del salón del evento, que en realidad nos dimos cuenta de lo que acababa de ocurrir. Nos volteamos a ver cuestionándonos como habíamos ido a parar ahí, y riéndonos sin parar. Más temprano, mientras andábamos de turistas, habíamos fotografiado este hermoso edificio, sin imaginarnos jamás que esa misma noche estaríamos cubriendo una boda ahí mismo! Jajaja. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.






Llego por fin el sabadito de la boda! Jamás había ido a trabajar como segundo fotógrafo, y creo que mi mayor preocupación era esa: olvidarlo. Me preocupaba hablar demasiado, querer dirigir; así que le di instrucciones a Arturo y le dije cual era la señal para callarme si estaba hablando de más…jajaja.

Pero bueno, creo haberme portado bien; de lo único que si estoy segura es que me la pase increíble y estuvo de lo mejor andar haciendo lo que más me gusta, pero sin la tensión de que te da la gran responsabilidad de una boda. Gracias Arturo por la oportunidad!



Nuestro ultimo día en Dallas fue un sencillo dominguito familiar… desayunamos todos juntos, tomamos fotitos, para luego dirigirnos al aeropuerto, pero no sin antes hacer un par de paradas por lugares interesantes.






















Y para cerrar mi semana con broche de oro, disfruté de un atardecer que duró casi dos horas! El vuelo de regreso de Dallas a Tucson iba persiguiendo la última luz del día. Eso me dio la oportunidad de reflexionar y comprender que hay que darle tiempo al tiempo. Le di gracias a Dios por las oportunidades, por mis amistades, por mi familia.



Y los dejo con una frase de Saint-Exupéry (El Principito) que leí en un artículo de la revista American Way:

“Solo con el corazón se puede ver bien: lo esencial es invisible para los ojos.”







Tweet Me!

Monday, March 21, 2011

Lovely wedding at Tucson Country Club

Lauren and Alex celebrated their union at the beautiful Tucson Country Club.
Family and friends came from diverse places to join them
in this beautiful ceremony.

The band 'Descarga" kept everyone dancing all night long!!

Thanks Lauren and Alex for letting us be a part of such
an special day in your lives!!!





Enjoy the slideshow with highlights of the night:
Lauren and Alex Slideshow

View the rest of their wedding images here:
Lauren and Alex Wedding Pics





Tweet Me!

The Lost Barrio in Tucson

Nubia and Carlos decided to have their engagement session
at the colorful Lost Barrio. 
I absolutely love this place.
Everywhere you turn you find a diferent wall, door, sidewalk,
that can be just the perfect background.

I have to share with you that after this photo session they invited us
to their home to have the absolute best fish soup I have ever had. 
Seriously!! 
His grandma had prepared a delicious homemade meal, and we even
had "capirotada".  Top that!!!

Thanks sooo much for your hospitality!!!



You can view the rest of the images here:




Tweet Me!